La poliomielitis de Pedro Infante y otras curiosidades, a cien años de su nacimiento

La poliomielitis de Pedro Infante y otras curiosidades, a cien años de su nacimiento

Espectáculos
TIPOGRAFÍA

pedro

Pedro Infante Cruz nació en Mazatlán, Sinaloa, en una familia humilde, pero creció en Guamúchil, en el mismo estado. Fue el cuarto de 15 hermanos y aprendió a tocar diferentes instrumentos musicales. Entre 1939 y 1957 apareció en más de 60 películas y grabó unas 310 canciones. Interpretó vals, chachachá, canción mexicana tradicional y ranchera, bolero y, especialmente, música en mariachi y ranchera.

La trilogía más sobresaliente de su trayectoria fílmica fue, sin duda, la constituida por Nosotros los pobres (1947), Ustedes los ricos (1948) y Pepe El Toro (1952).

Entre los temas que volvió mundialmente famosos están Me cansé de rogarle, Las mañanitas, Amorcito corazón, Dicen que soy mujeriego, Cielito lindo, Qué te ha dado esa mujer y Yo no fui.

Era un gran aficionado de la aviación, y había acumulado 2 mil 989 horas de vuelo. Falleció en un accidente aéreo, hace 60 años, el 15 de abril de 1957.

Pedro Infante estudió hasta cuarto grado de primaria, pero trabajó desde niño, primero como “mandadero” en una tienda, después aprendió carpintería, oficio que le permitió fabricar su primera guitarra.

Cuando tenía 11 años contrajo poliomielitis, por lo que siempre ayudó a instituciones encargadas de combatir la enfermedad. También padecía diabetes y era propenso a la depresión.

El cantante Miguel Aceves Mejía llamó a Infante oreja de oro porque decía que infante memorizaba rápidamente las canciones. En la disquera Peerless se aseguraba que aprendía la letra de cada canción en 15 minutos, en otros 15 la interpretaba y en los últimos 15, la grababa.

En la década de 1950, el productor Antonio Matouk aseguraba que Infante ganaba el triple que Cantinflas, ya que aparecía en más películas y presentaciones. Se creía que su fortuna ascendía a unos 10 millones de pesos en 1957.

Fue tal su dedicación que la película Tizoc (1956), por la que ganó el Oso de Oro como mejor actor en el Festival de Berlín (1957), que antes de comenzar a grabar usaba a diario caites para que le produjeran callos y, de esa manera, interpretar mejor la manera de caminar de su personaje.

Es difícil pensar que el artista se tomara fotos denudo, pero fue así. Él aparece en usa sesión de fotos tal como Dios lo trajo al mundo, tomadas en el patio de su casa en Mérida. Según su hijo Ernesto, tiene toda la secuencia de ese desnudo, que se exhibió en 1991 en el Palacio de Bellas Artes.

Fue muy devoto a la Virgen de Guadalupe, por lo que el 23 de octubre de 1954 condujo un maratón televisivo a beneficio de la Basílica de Guadalupe, durante 30 horas cantó y presentó a otros artistas. Recaudó un millón trecientos mil pesos.

Se accidentó en tres ocasiones en travesías aéreas; la primera, en 1948, cuando solo tuvo algunos rasguños. En la segunda, en 1949, casi perdió la vida y le tuvieron que colocar una placa de platino en le cráneo, y la tercera, en 1957, en la que pereció.