Delincuentes encontraban a sus víctimas en redes sociales

Delincuentes encontraban a sus víctimas en redes sociales

Seguridad
TIPOGRAFÍA

delincuentes

Una banda conformada por cuatro personas, tres mujeres y un hombre, utilizaban la red social Tinder para contactar víctimas a las que después robaban.

Las mujeres de 21, 22 y 24 años, así como el hombre de 19, fueron detenidos en un centro comercial de la delegación Coyoacán en posesión de diversas cantidades de cocaína y productos presuntamente robados.

En conferencia de prensa, el procurador Edmundo Garrido Osorio explicó que a los detenidos se les imputa un robo a casa habitación y automóvil en agravio de un hombre de 24 años ocurrido en agosto de este año, así como delitos contra la salud, por lo que de ser encontrados culpables podrían pasar hasta 22 años de prisión.

Los aprehendidos, explicó el procurador, están relacionados con tres carpetas de investigación más de casos con un modo de operar similar, por lo que se espera que más víctimas acudan a reconocerlas; y se busca a una cuarta mujer.

Expuso que el modo de operación para el caso que derivó en la detención, consistió en que una de las mujeres contactó a la víctima mediante la red social Tinder y lo citó en un lugar público al que llegó acompañada por dos mujeres más.

Después, pasaron a una tienda de conveniencia a comprar bebidas alcohólicas y fueron la casa de la víctima donde le dieron una de las bebidas, 15 minutos después se quedó dormido y cuando despertó y ver que faltaban objetos y su automóvil, presentó su denuncia.

De acuerdo con el procurador, el automóvil fue encontrado en el municipio de Cuautla, Morelos, donde viven tres de los detenidos; además, el hombre de 19 años, presuntamente se habría encargado de llevarse el auto de la víctima.

Garrido Osorio explicó que si bien las víctimas no se hicieron el examen toxicológico en su momento, los investigadores creen que la sustancia pudo ser ciclopentolato, que sirve para dilatar las pupilas pero combinado con alcohol causa somnolencia.

La detención se logró debido a que uno de los aparatos robados a la víctima contaba con geolocalizador; así como a un análisis llevado a cabo por la Policía de Investigación en las redes sociales de los implicados, y de los videos de seguridad en calles y lugares que frecuentaron el día del ilícito.

Al momento de su detención la mujer de 21 años portaba 23 envoltorios con presuntamente cocaína en piedra; mientras que la de 24 llevaba 12 con la misma sustancia y el hombre 11; además de que portaban aparatos electrónicos de los que no pudieron acreditar su legal procedencia.

Por ello, el procurador confió en que en lo próxima audiencia se califique de legal la detención y se les vincule a proceso con prisión preventiva justificada por los delitos de robo agravado en pandilla tanto de casa habitación como de automóvil, así como delitos contra la salud.