El Chapo Guzmán no será extraditado, torturado o abatido

El Chapo Guzmán no será extraditado, torturado o abatido

Seguridad
TIPOGRAFÍA
Si lo encuentran, lo pueden capturar, pero no abatir, dice el abogado que le consiguió el amparo que lo protege de estos posibles eventos

Juan Pablo Badillo Soto, abogado de  Joaquín Archivaldo Guzmán Loera, líder del Cártel de Sinaloa obtuvo un amparo para que su cliente no pueda ser torturado o asesinado en caso de ser recapturado por las autoridades mexicanas, así lo señaló en entrevista con Univisión.

A poco más de un mes de la fuga de Guzmán Loera del Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) número 1 de El Altiplano, en el Estado de México, Badillo Soto consiguió un oficio de suspensión y de plano que protege al capo de tortura, pena de muerte, de ser abatido o masacrado.

“Algunos militares extranjeros, sudamericanos, fueron convocados para una cacería infame en contra del señor Guzmán Loera, motivados por un incentivo de 5 millones de recompensa”, dijo el representante legal de “El Chapo”.

De acuerdo con Univisión la suspensión fue otorgada por un tribunal de tres jueces en la Ciudad de México y será vigente hasta el momento en que terminen los juicios que enfrenta Guzmán Loera.

En primera instancia el gobierno federal argumentó que las garantías solicitadas por el abogado no podían ser otorgadas a un reo que se fugó de un penal federal, sin embargo, el Juzgado Quinto de Distrito de Amparo en Materia Penal del Distrito Federal desechó los argumentos oficiales.

“Si lo encuentran es obvio que lo pueden detener pero es muy diferente a que lo pudieran abatir. Nunca podrán abatirlo, el abatimiento queda todo concepto”.

El pasado 4 de agosto Badillo Soto declaró que “El Chapo” escapó del penal de El Altiplano por temor a ser extraditado.

En entrevista con Univisión dijo que el líder del Cártel de Sinaloa estaba muy preocupado por la petición de Estados Unidos. “A cualquier humano lo pone en un estado de nervios de crisis emocional, sí se advertía su gran preocupación”, mencionó el abogado.

El representante legal del capo aseguró que las declaraciones realizadas por el ex Procurador General de la República, Jesús Murillo Karam, de que “El Chapo” no sería extraditado en menos de 300 años, preocuparon a su cliente, quien consideraba que Murillo había agitado el tema de la extradición con esa declaración. “Fue la única ocasión que me dijo: ‘Me preocupa esta situación [la extradición]’”.

Por este motivo Badillo promovió un juicio de amparo en contra de la orden de extradición que el gobierno mexicano solicitó con el capo de la droga donde alegó que autoridades de Estados Unidos y personalidades de ese país ya prejuzgaron a Guzmán con pronunciamientos condenatorios. Entre las personalidades citó “al simpatiquísimo belicoso Mr. Donald Trump quien se inventa supuestas amenazas y dice que lo llevará a los Estados Unidos ‘para patearle el trasero”.