Epidemia de VIH en Europa, los casos aumentan de forma alarmante

Epidemia de VIH en Europa, los casos aumentan de forma alarmante

Vida y Salud
TIPOGRAFÍA

sida

El número de personas diagnosticadas recientemente con VIH en Europa alcanzó su nivel más alto desde que comenzaron las estadísticas, mostrando que la epidemia en la región crece a "un ritmo alarmante".

El año pasado, 160 mil personas contrajeron el virus que causa el sida en los 53 países que constituyen la región europea para la Organización Mundial de la Salud (OMS), relata un informe conjunto con el Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC por su sigla en inglés).

 

Alrededor del 80 por ciento de los casos se encontraban en Europa del Este..

"Es el mayor número de casos registrado en un solo año. Si esta tendencia continúa no podremos alcanzar el objetivo de haber erradicado la epidemia de VIH para el 2030", dijo en un comunicado la directora regional de la OMS para Europa, Zsuzsanna Jakab.

La tendencia es particularmente preocupante, dijeron las organizaciones, porque muchos de los pacientes llevaban muchos años siendo portadores del virus cuando fueron diagnosticados, lo que dificulta mantener el virus bajo control y aumenta las posibilidades de que se haya contagiado a otros.

Un diagnóstico temprano del VIH es importante porque permite a los pacientes empezar antes el tratamiento con medicamentos contra el sida, aumentando su probabilidad de tener una vida longeva y sana.

"Europa necesita hacer más en cuanto a su respuesta contra el VIH", dijo la directora del ECDC, Andrea Ammon, quien agregó que en promedio las personas tardan unos tres años en ser diagnosticadas desde que contraen la infección, lo cual es demasiado tiempo.

El informe dijo que se necesitaban nuevas estrategias para expandir el alcance de las pruebas de VIH, incluyendo servicios de autodiagnóstico y pruebas proporcionadas por proveedores no especializados.

Casi 37 millones de personas en el mundo portan el virus de la inmunodeficiencia humana que causa el sida. La mayoría de casos se encuentran en regiones pobres, como África, donde el acceso a las pruebas, prevención y tratamiento es más limitado, pero la epidemia de VIH también ha mostrado señales de resistencia en regiones más adineradas, como Europa.